Más problemas comunes al jugar online y como solucionarlos

En otro post reciente tratamos temás relacionados con los gráficos mal representados en pantalla y, la semana pasada, posibles causas y remedios al excesivo lag online. Hoy vamos a tratar otra clase de problemas comunes al ejecutar juegos en nuestros PCs.

Pantalla congelada / Cuelgues

Se supone que los juegos de ordenador deberían ejecutarse de manera más fluída que en otras plataformas, pero eso no siempre ocurre. A veces, los gamers se topan con problemas comunes  como la congelación de la pantalla o el bloqueo/reinicio del PC. A veces el juego conseguirá reanudarse tras unos segundos de “incómoda” espera. Otras, se producirá un fallo total. Esto se debe en muchas ocasiones al “cuello de botella” producido por algún componente del sistema. Los cuelgues son causados normalmente por una súbita falta de recursos, que fuerzan al juego a “esperar” a que el sistema recupere el pulso y se ponga al día.

Debemos asegurarnos de la memoria RAM, la RAM de vídeo, el procesador y el disco duro están funcionando bajo las especificaciones recomendadas por el fabricante y de que no existen incompatibilidades entre ellos. Si esto no se cumple, deberemos actualizar el componente que falla. En caso de que todo debiera funcionar sin problemas, pasaremos a descargar los últimos drivers para la tarjeta gráfica/placa base. También comprobaremos que no hay procesos innecesarios en segundo plano y, por último, de que contamos con al menos un 10% de espacio libre en el disco duro. Como podéis ver en la imagen inferior, los cuelgues debido a problemas en los drivers de gráficos son los más frecuentes.

Rotura/pérdida de nitidez de la imagen

Esto es lo que se conoce en inglés como Tearing. Se trata de un fallo gráfico específico que aparece cuando las imágenes representadas tienden a romperse por arriba y abajo de la imagen, no estando correctamente alineadas. En algunos casos severos esto puede pasar 3 o 4 veces.

Al contrario que otros problemas, este lo causa el “exceso” de potencia. La mayoría de monitores poseen una tasa de refresco de 60Hz (hercios), lo que quiere decir que la imagen se renueva de forma constante 60 veces por segundo. Sin embargo, un PC rápido puede ejecutar juegos recientes a una velocidad muy superior. Cuando las imágenes  empiezan a acumularse en el “pipeline” (cola de espera, podríamos decir) del monitor, este, al no poder representarlas todas, empiezan a superponerse sin control, lo que origina la pérdida de forma original. Estoe problema puede representarse en distintos grados de severidad dependiendo del juego, desde ser casi imperceptible hasta arruinar por completo la partida, sobre todo si no estamos acostumbrados al fenómeno.

La forma popular de solucionar esto es activar un ajuste que muchos juegos incluyen, llamado V-sync, que bloquea la tasa de refresco ofrecida por el chip gráfico y lo mantiene estable en el valor máximo soportado por el mnitor (normalmente 60Hz en monitores HD) Una solución más cara es, obviamente, comprar un monitor que ofrezca tasa de refresco de 120Hz , como los pensados para 3D. Cabe reseñar que, si activamos esta característica en un juego muy exigente para nuestra tarjeta gráfica, o que no es capaz de mantener la tasa máxima de refresco del monitor, lo que conseguiremos será reducir el rendimiento, ya que V-Sync resta algo de potencia al chip gráfico.

¿Qué pasa si el juego no ofrece ajuste sobre V-Sync?

No todos los juegos poseen esta característica. En estos casos nos tocará activarlo por medio de los drivers de la tarjeta gráfica. Salvo que tengamos perfiles de aplicación personalizados en los drivers, nos tocará desactivar el ajuste posteriormente, ya que estaremos forzándolo a cualquier juego posterior y podría no interesarnos siempre.

Para chips de AMD

Haremos doble click sobre el icono de Catalyst en la barra de tareas. En caso de no encontrarlo, iremos a un lugar libre del escritorio y haremos click derecho con el ratón. En el menú seleccionaremos la entrada Calayst Control Center.

Catalyst AMD

Después, navegaremos por el menú lateral izquierdo hasta “Juegos” y cambiaremos el valor “Espere a la actualización vertical“.

V-sync AMD

Para chips de Nvidia

Abriremos el Panel de Control de Nvidia de forma similar a la empleada en el caso anterior. Localizaremos los “Ajustes Globales” y cambiaremos la opción Sincronización Vertical a nuestro antojo.

Stuttering

Este problema es diferente al de los “cuelgues” o bloqueos, porque ocurre a una frecuencia muy alta con menor intensidad. Cada pequeño bloqueo dura unos milisegundos como máximo. En principio podríamos no darnos cuenta a primera vista, porque suele ocurrir durante movimientos rápidos.

Los sistemas multi-GPU (de dos a cuatro chips gráficos en un solo PC) son la causa más común para este fenómeno. Aunque actúan teóricamente como uno solo, en la práctica no siempre se sincronizan correctamente. Esto puede producir que ciertas imágenes lleguen en un patrón inesperado, de forma que causan stuttering. La forma más obvia de solucionar esto (si el juego no requiere toda la potencia posible) es desactivar una de nuestras tarjetas gráficas, pero como solución es bastante pobre. Si usáis Nvidia, podéis probar a descargar los últimos drivers disponibles, en los que la compañía ha solucionado en gran medida este efecto. AMD también ha mejorado mucho en este sentido con sus últimos drivers con “framepacing”.

Anuncios

Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s